Colmenar de Oreja

Madrid

El municipio de Colmenar de Oreja se halla ubicado en la Comunidad Autónoma de Madrid, en la zona suroriental de dicho territorio, lindando con los límites jurisdiccionales de Aranjuez y Toledo por el sur, a una altitud de unos 760 metros sobre el nivel del mar.

Cuenta la extensión de este territorio con unos 127 kilómetros cuadrados y con una población estimada en 8.127 habitantes. Esta localidad se encuentra bien irrigada por los ríos Tajo y Tajuña, por lo que se infiere que fue una zona de temprana población. Dista de la capital de España en unos 50 kilómetros y posee buenas comunicaciones: a través de la A-3 hasta la carretera M-404 y desde allí hasta la M-303. Existen otras posibilidades, aunque esta es la más usual.

Monumentos y lugares de interés

Es característico de Colmenar de Oreja su proyección histórica, pues por esta zona han habido tanto asentamientos romanos, visigodos y musulmanes como tardíamente los reinos cristianos del norte. Todo ello se refleja en el conjunto de su patrimonio cultural:

  • La Plaza Mayor, situado sobre el túnel de Zacatín.
  • Los Jardines de Zacatín.
  • La iglesia de Santa María, que data del siglo XV.
  • El convento de la Encarnación, fechado en el siglo XVII, de estilo barroco como le corresponde en tiempo y espacio.
  • El teatro municipal Diéguez, antiguo hospital cristiano, hoy reformado.
  • La Fuente y Jardines de los Huertos, de singular belleza, muestra de la ingeniería musulmana de aprovechamiento de las aguas.
  • Las Canteras de Piedra, clave para conocer parte de la historia del municipio.
  • Las ermitas de San Roque, San Juan y San Isidro.
  • Los Hornos de Tijanas, lugar que daba importantes ingresos a Colmenar de Oreja.

Fiestas y tradiciones

  • La fiesta del Santísimo Cristo del Humilladero, que se celebra a inicios del mes de mayo.
  • La fiesta de la Virgen de la Soledad, que se celebra la segunda semana de septiembre.
  • Las fiestas del barrio de San Roque, donde participan multitud de personas.
  • El conjunto de celebraciones de tipo taurino, fuertemente arraigado en esta zona.